Renuévate con lo antiguo gracias a la moda vintage




La moda se ha convertido en uno de los negocios más rentables en la actualidad, como demuestra el continuo crecimiento de las cadenas de ropa y complementos. Puede que esta aumento se deba a que cada día la gente es más consciente de la importancia que tiene su aspecto exterior, no entendiendo esto como una muestra de la economía de cada uno, sino como un ejercicio de libertad en el que cada cual trata de buscar su propio estilo personal para estar lo más cómodo posible con la ropa que viste, sintiéndose realmente uno mismo.
Pero a la hora de realizar esta defensa de la moda, se debe de huir de esos planteamientos vacíos que han perdurado tanto tiempo, los cuales muchas veces han defendido más un estilismo o una prenda de vestir por la etiqueta o la marca que por su originalidad o diseño. Se debe erradicar la idea de que lo más caro o lo más nuevo es siempre lo mejor, ya que esta idea no solo defiende una visión simplista de la moda, sino que aboga por una moda carente de cualquier presencia de imaginación o talento personal, convirtiendo a la sociedad en meros maniquíes que deben cambiar todo su armario cada temporada para aceptar las órdenes de los grandes modistos y las principales cadenas de ropa.
No, la moda actual debe de ser otra cosa, una lucha porque cada uno consiga una tendencia totalmente personal, adaptada a sus necesidades y gustos. Por esto, aunque seguir las recomendaciones y propuestas de las grandes firmas y compañías de moda es algo muy recomendable para saber por donde evoluciona la moda, no es menos importante prestar atención a los aciertos del pasado, los cuales aún tienen mucha vigencia. Gracias a esto surge la moda vintage, la cual recoge y trae a la actualidad todas esas prendas y complementos clásicos que en su día supusieron un éxito de tal magnitud que a día de hoy siguen vigentes. Si quieres adentrarte en el fantástico mundo de la moda vintage, no debes temer miedo ni a probar nuevos estilos y combinaciones, ni a equivocarte un par de veces experimentando. En todo caso, si quieres entrar de lleno en la pasión por lo vintage siempre puedes tener presentes unos cuantos puntos que te harán más cómodo este viaje en el tiempo por la moda.
* El examen del tiempo. Cuando vamos a iniciar nuestra afición por la moda vintage debemos de saber diferenciar entre la auténtica moda vintage y la devoción por una época histórica concreta. La moda vintage busca en todo el pasado, principalmente entre los años veinte y ochenta del pasado siglo, para seleccionar las prendas y complementos que debido a un estilo excepcional han conseguido sobrepasar los gustos concretos de una temporada única. Lo vintage no busca ni lo antiguo ni lo clásico, más bien dedica su interés a lo atemporal, a lo que está por encima de las meras modas temporales.

* En la mezcla está la pureza. Lo primero que hemos defendido a la hora de hablar de la moda ha sido su uso como herramienta de crecimiento personal, ya que es muy útil para que todo el mundo experimente hasta encontrar su propio estilo personal. Debido a esto, se debe rechazar tanto la copia exacta de la propuesta de temporada, robándole el estilismo a los maniquís de los escaparates, como a copiar un estilo ya pasado. La moda vintage no significa vestirnos como un piloto de aviones de los años cincuenta, sino más bien combinar unas gafas de esa época con otras prendas de otras épocas, entre ellas la actual, hasta tener lo que nos haga sentir más cómodos.

* El placer de la caza. Si el dinero no es un problema para nosotros, podemos permitirnos comprar en exclusivas tiendas de anticuarios o acudir a subastas de la alta sociedad, lugares donde tendremos acceso fácilmente a prendas y complementos vintage de las mejores marcas y en perfectas condiciones. Aunque esto no es lo normal, por lo que si queremo.

Conseguir ropa vintage sin que nos cueste nuestra economía personal debemos ser más astutos y tirar de varios trucos. Una buena opción de partida pueden ser las viviendas de nuestros familiares, ya que quizás podamos salvar alguna prenda que perteneció a nuestros padres o abuelos, o incluso a nuestros bisabuelos. En todo caso, siempre podremos buscar entre los clasificados de Internet o en las tiendas de segunda mano, donde con un poco de insistencia y suerte se pueden encontrar auténticas joyas a precios irrisorios. Como todo, cuanto más esfuerzo y tiempo dediquemos con más facilidad encontraremos tesoros ocultos.

Seguro que si mantienes en la mente estos sencillos consejos podrás explorar las posibilidades que te ofrece la moda vintage. Lo que debes hacer desde este punto es tener en cuenta que lo vintage va más allá de la moda, pudiendo llegar a ser un auténtico estilo de vida. Puedes comprar un auto usado de época o hacerte con una colección musical de clásicos en vinilo, hasta qué punto quieres interesarte por lo vintage en tan diversos campos es una decisión que solo depende de ti.

Fuente: http://www.vende.pe/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...