Anticonceptivos Masculinos


Los métodos anticonceptivos han ido revolucionando con mucha rapidez, y aunque para las mujeres hay una gran gama de variedades, para el hombres solo hay unas pocas alternativas, y ninguna muy cómoda ni placentera, por eso es que grandes laboratorios están investigando nuevos métodos, para simplificar y mejorar los anticonceptivos masculinos.
Control remoto
Investigadores de la Universidad de Adelaida del Sur (Australia) han inventado un sistema de control remoto que permite a los hombres controlar con una válvula la regulación de expulsión de esperma.

Del tamaño de medio grano de arroz, este dispositivo permite una vez inyectado en el cuerpo (un proceso para el que sólo se requiere anestesia local) modular la salida del semen de los conductos reproductores.

“En comparación con la vasectomía, que requiere de una cirugía dolorosa”, dice el director de la investigación, el profesor Derek Abbott, “las micro-válvulas son una alternativa real y eficiente”.

La demanda para implantarse este novedoso sistema anticonceptivo está siendo abrumadoramente alta. “Se están recibiendo peticiones de todas partes del planeta”, dice Abbott.
Implantes temporales
Otro equipo médico, esta vez de Minnesota (EE.UU.), está en fase de pruebas con lo que han bautizado como IVD (Intra Vas Device, en su siglas en inglés), unos diminutos implantes que bloquean el esperma.

Podría ser los equivalentes reversibles de la vasectomía, pero, dicen sus creadores, sin las molestias, los dolores y los arrepentimientos puramente melancólicos. Podría comercializarse antes de cinco años, y esperan tener la aprobación de los ministerios de Sanidad de Canadá, Estados Unidos y Europa antes de 2010.

Inyecciones de bloqueo
Uno de los nuevos métodos anticonceptivos en salir al mercado parece ser que será un compuesto inyectable cuya función es bloquear los conductos de salida del esperma. Actualmente está siendo desarrollado y probado en la India, y posiblemente estará disponible en las farmacias en dos años.

Según las explicaciones facilitadas por sus creadores, las inyecciones empiezan a hacer efecto diez días después de la primera dosis, no presentan efectos secundarios y si el usuario se arrepiente, los conductos pueden volver a desobstruirse de nuevo.

Ultrasonidos en los testículos
La siguiente alternativa es tan simple como curiosa: una máquina aplica ondas de ultrasonido sobre los testículos durante diez minutos, volviendo inservible el esperma durante al menos seis meses.

Si bien el método es eficaz, aún existen dudas sobre cuántas sesiones de ondas puede soportar un hombre sin que corra el peligro de quedar impotente.
Todo o nada
Siguiendo esta misma línea, se está concibiendo un método bastante más radical, que consiste en aplicar este tipo de ondas para realizar una vasectomía permanente, aunque sin necesidad de cirugía y mediante un proceso indoloro.

Dificultades y olvidos
A pesar de que el futuro de los métodos anticonceptivos masculinos parece prometedor, existen algunos imponderables a los que la industria y la ciencia aún no han sabido responder. El más evidente, el financiero. Se necesitan grandes inversiones de dinero para seguir investigando y desarrollando una tecnología fiable.

Otro grave escollo es que todas estas investigaciones no han pasado, en la mayoría de los casos, de un estado embrionario, por lo que el horizonte hasta que se hagan realidad queda todavía bastante lejano.
Fuente: Maquillaje y salud
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...