Infecciones urinarias


La infección de orina está provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones. Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino. Infección de orina o del tracto urinario son expresiones que engloban diferentes enfermedades infecciosas (producidas por un microorganismo o germen) y que afectan a cualquier parte del sistema urinario (riñón, uréteres, vejiga urinaria o uretra).

Sintomas
* Necesidad urgente y frecuente de orinar.
* Picazón o quemazón en la uretra al orinar.
* Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).
* Dolor al orinar y en las relaciones sexuales.
* Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina.
* Aparición de sangre en la orina.
* Fiebre y escalofríos (la fiebre puede significar que la infección ha alcanzado los riñones).
* Vómitos y náuseas.
* Dolor en el costado o espalda (indica infección en los riñones).
* A menudo, las mujeres sienten una ligera presión por encima del hueso púbico y muchos hombres sienten una dilatación del recto.
* Estar más irritable de lo normal.

Las infecciones del aparato urinario se tratan con antibióticos, si están causadas por bacterias, o con antivirales
si están causadas por virus. Para administrar eficazmente uno y otro tipo de fármaco, el médico especialista tiene la posibilidad de realizar una prueba de sensibilidad o antibiograma, que le ayuda a elegir el más efectivo contra el tipo de microorganismo que está produciendo la infección.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...